martes, 2 de febrero de 2010

Julian Beever, ilusiones ópticas a nuestros pies

La ilusión óptica de Julian Beever se ha convertido en otra de las fórmulas innovadoras utilizadas por la publicidad para lograr el reclamo de los consumidores. Dibujos en el pavimento y murales de perspectivas imposibles han sido parte importante en acciones publicitarias de marcas como Movistar o Levi's. 


Julian Beever para Movistar

Desde 2004 una cadena de correo con algunas de las obras del dibujante británico Julian Beever ha estado circulando por Internet. Gracias a este canal, sus dibujos realizados con tiza en 3D sobre pavimento han hecho famoso, no sólo al artista, sino también al método llamado anamorfosis por la que se llega al espejismo de la ilusión óptima. A parte del arte en tres dimensiones, los murales y las réplicas de conocidos pintores han terminado de encumbrar la carrera de Beever.

Ante la atención que generaban sus obras en la calle,  grandes marcas como Coca-Cola, Movistar, Levis o Rembrand han sabido aprovechar de manera excepcional la calidad artística y los estudios de marketing y publicidad del artista para incorporar su obra en diversas campañas publicitarias. Así belgas, franceses, alemanes, estadounidenses, mejicanos y españoles, entre otros, han podido palpar el ilusionismo de la anamorfosis y ser seducidos por el consumismo gracias a su trabajo en estos países.


Julian Beever para Levi's

Aunque el juego visual que proponen las imágenes ha sido confundido por muchas personas como producto fotográfico, la realidad no es más que un truco bien elaborado con el que se logra confundir al ojo humano.

Sí, un dibujante, este Julian Beever, que sin duda desafía las leyes de la perspectiva y la publicidad. 

No hay comentarios: